Osteopatía

¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía es un tratamiento holístico y manual, complementario a la medicina alopática o convencional. Busca el equilibrio entre la estructura y las funciones del cuerpo, para la prevención, conservación y mejora de la salud.

A través de la anatomía, la biomecánica y la fisiología, tiene como objetivo encontrar factores relacionados con el origen de la disfunción, considerando la paciente en su globalidad, y no sólo a partir de su motivo de consulta, dado que la causa y la zona que molesta no siempre coinciden.

Parte de la premisa de que la salud de la persona y el buen funcionamiento del organismo dependen en buena parte de la integridad de la estructura del cuerpo. Con el transcurso de los años y los movimientos, el equilibrio de la estructura anatómica se modifica y puede influir en la función de los órganos y originar disfunciones en diferentes sistemas.

¿En que consiste la osteopatía?

El osteópata trabaja con las manos para detectar las anomalías estructurales, viscerales, neurológicas, endocrinas e inmunológicas de la persona, y ayudar a corregirlas.

La intervención osteopática se lleva a cabo de forma suave y segura, completamente personalizada y adaptada a cada persona, en función de su edad, sexo, tipología y su estado de salud.

Un tratamiento osteopático incluye, una evaluación integral de la postura y de la movilidad, de la salud de las articulaciones, ligamentos y tejidos. El número de sesiones es variable, en función de cada persona.

La manipulación y el trabajo manual son suaves. Incluye técnicas como los estiramientos, las movilizaciones articulares, la presión suave y la resistencia.

¿Cuáles son los principales motivos de consulta?

Prácticamente todo el mundo puede beneficiarse de la osteopatía, desde recién nacidos hasta ancianos. Entre los motivos de consulta de osteopatía más frecuentes encontramos: afecciones articulares en pies, tobillos, caderas, rodillas, hombros, muñecas, brazos, manos y codos; también dolores de cabeza, neuralgias, ciática y hernias; problemas como las tendinitis, contracturas, esguinces, y el codo de tenista; problemas posturales para embarazo, lesiones deportivas, tensión de conducción o trabajo, o trastornos digestivos (hernia de hiato, estreñimiento …), uro-ginecológicos (dolores menstruales, incontinencia urinaria …), bruxismo y afectaciones de la articulación temporo-mandibular. Y en los niños: trastornos posturales (genu-varios, genu-valgo, escoliosis …), intranquilidad o alteración del sueño, cólicos …

La osteopatía es totalmente compatible y complementaria a la medicina alopática o convencional.

Profesionales

Irene Casellas

Irene Casellas

Ir al contenido